Desbloqueo y programación módulos air-bag

La bolsa de aire (en inglés, airbag) es un sistema de seguridad pasiva instalado en la mayoría de los automóviles modernos. El sistema de la bolsa de aire se compone de:

Detectores de impacto situados normalmente en la parte anterior del vehículo, la parte que empezará a decelerarse antes en caso de colisión aunque cada vez se ponen más sensores, distribuidos por todo el vehículo de manera que no se produzcan errores en su activación.

Dispositivos de inflado, que gracias a una reacción química producen en un espacio de tiempo muy reducido gran cantidad de gas (de un modo explosivo).

Bolsas de nylon infladas normalmente con nitrógeno resultante de la reacción química.

Su función es la de, en caso de colisión (mayor a 3Gs), amortiguar con las bolsas inflables el impacto de los ocupantes del vehículo. Debido a la velocidad con la que el dispositivo de inflado genera los gases de la bolsa de aire, ésta tarda solamente en inflarse entre 30 y 40 milésimas de segundo, saliendo de su alojamiento a una velocidad cercana a los 300 km/h. La bolsa permanece sólo unas décimas de segundo inflada, ya que va expulsando el gas por unos orificios que tiene al efecto de dosificar la fuerza aplicada sobre el ocupante Los Airbag y sus módulos están diseñados para trabajar sólo una vez. En caso de desplegarse el Airbag, las bolsas deben ser sustituidas, pero el módulo del Airbag, puede ser reparado. También es posible borrar el código de error del módulo (pero no el código de accidente). En este caso hay que sustituir la unidad dañada por una nueva.