Inmovilizador Antirrobo

El inmovilizador antirrobo más pequeño del mundo. El mayor problema que tienen los inmovilizadores que hay en el mercado es el hecho que el dispositivo puede ser encontrado fácilmente ya que tiene cables. El ladrón sigue el cablaje hasta el dispositivo y hace un puente entre los inmovilizadores desactivando el sistema antirrobo. El relé inmovilizador elimina esta posibilidad ya que es inalámbrico y exactamente igual que el relé de origen. Los relés tienen la misma función que los relés de origen que controlan el motor de arranque, la gasolina y otros componentes vitales del vehículo. Basta con substituir uno, dos o tres relés riginales con relés para obtener un sistema de protección antirrobo de uno, dos o tres cortes. Basta con substituir uno, dos o tres relés originales para obtener un sistema de protección antirrobo de uno, dos o tres cortes.